25 años del “Grand Prix” de Teenage Fan Club

publicado en: Música | 0

La década de los años 90, musicalmente hablando fue sublime, corrían ríos caudalosos de creatividad y de inspiración que viví extasiado y feliz, teniendo en cuenta que me encontraba en el tránsito a la edad adulta (oficialmente) y que mi ciudad natal no era visitada por la mayoría de los grandes nombres de aquella época, y, cuando lo hicieron, era menor y/o suponía un gasto difícil de asumir.

Por aquellos tiempos, todavía la gente compraba discos masivamente. Nacieron estilos musicales que arrasaron; el grunge, el indie, el power pop, dentro de este estilo, hubo un grupo que sigue en la brecha casi treinta años después y que hace 25 años publicaron su mejor disco, el cuarto de su carrera. Me estoy refiriendo a Teenage Fun club y su ábum Grand Prix. No sólo lo digo yo sino que, en una entrevista a uno de sus integrantes, Norman Blake, en la revista vice en 2016 (1) lo eligió como su mejor obra, con lo que coincido plenamente. También es verdad que confesó que supuso su disco favorito porque durante su gestación conoció a su mujer, quien trabajaba en los estudios Manor en Oxford, donde fue grabado el disco. Aprovechó para inspirarse en su amor para algunas de las letras de sus canciones. El éxito, de ventas y crítica, tuvo una historia algo rocambolesca, pues a la pretigiosa revista Melody maker, no le pareció tan buen trabajo, y lo que hizo el grupo fue darle la vuelta, basándose en un lema muy conocido del momento que decía que nueve de cada diez gatos prefieren Wiskas, y lo transformaron en “Nueve de cada diez gatos prefieren Teenage Fanclub”.

Uno de aquellos “gatos” fue el malogrado Kurt Cobain que los consideró como el mejor grupo del mundo, como así también el orgulloso líder de Oasis, Liam Gallager los puso en el segundo escalón, después de su banda, claro está.

Los de Glasgow junto con el citado Norman Blake, Raymond McGinley, Gerard Love son los integrantes de la banda titulares que se reparten tanto en las composiciones como a la hora de cantar sus canciones (cada uno las suyas) lo que se puede comprobar en sus conciertos. Han sido acompañados a la batería en los inicios y últimamente por Francis MacDonald, por Brendan O’Hare, tras haber pasado por Telstar Ponies y Mogwai y Paul Quinn: (quien grabó Grand Prix, sustituido por Francis MacDonald.

Me resulta difícil quedarme con alguna canción del “Grand Prix”, frescas, con melodías contundentes guitarreras y con armonías vocales tan geniales que recuerdan a, nada más y nada menos que a los Beatles de sus primeros tiempos, The Byrds e incluso a The Beach Boys.

Teniendo unas influencias tan lejanas y cálidas ¿Quién diría que son escoceses? Aunque habría que añadir que su sonido álbum a álbum ha ido evolucionando de un sonido más agresivo a otro más suave y folk.

No me extenderé más, porque al igual que otras artes, lo mejor es disfrutar de esta joya discográfica que no debería faltar en los estantes de los amantes del género.

1) https://www.vice.com/es/article/nng5ex/clasifica-discos-norman-blake-teenage-fanclub-noisey-0512

Deja una respuesta