No te quiero vender nada (y menos ninguna moto, además soy más de bici), sólo pretendo solucionar algún problema que tengas a la hora de elaborar un texto, dependiendo lo que quieras conseguir. Escribir es muy fácil, pero con las palabras exactas y con las expresiones precisas requiere de tiempo y profesionalidad. A través de mi blog te doy más pistas para que compruebes cómo me muevo entre letras y palabras, entre comas y puntos. Quizá necesites un copywriter, quizá un literato a la carta o un redactor de contenidos culturales. ¿Se te escapan los conceptos? Que no cunda el pánico, te lo cuento en un santiamén de manera fácil, breve y concisa.

Seguro que ya sabes que un texto debe ser atractivo, debe vender lo que ofreces y reflejar lo que eres. Si lo tenemos claro, puedes seguir leyendo. Al dar con tu negocio lo primero que verá de ti el posible cliente será un aspecto general de la web; tanto contenido escrito como visual. ¿Qué es más importante? Todo ¿no? Lo que se lea también forma parte de tu carta de tu presentación. Supongo que querrás causar una inmejorable impresión. ¿Cómo te gustaría presentarte? El texto y cómo lo redactemos nos hará auténticos y a la vez diferentes, si no… ¿Cómo te van a elegir? Pues pongámonos las pilas y ¡manos a la obra!

La escritura no sólo tiene como objetivo un propósito mercantil, sino también puede conseguir emocionar, conmover y mejorar nuestras relaciones personales. Para eso está la literatura. ¿Has pensado regalar un poema a esa persona especial? Lo que cuenta es la intención. ¿Alguna vez has necesitado tener preparado un discurso en una celebración familiar o una despedida? ¿Te has planteado echar la vista atrás y escribir una autobiografía o la vida de un ser querido? Te propongo redactar textos que te gustaría escribir y leer, pero, por lo que sea, la inspiración no te venga o vayas muy liado. Si apuestas por mí, lo harás por la literatura.

Cualquier actividad artística y cultural tiene que ser descrita para que el público vaya a disfrutarla con una breve introducción. Desde conciertos, exposiciones, obras de teatro hasta festivales, charlas de los más diversos temas, etc. Una buena redacción puede atraer a ese espectador curioso que se muestre indeciso a la hora de asistir a cualquier entretenimiento. Si te dedicas al mundo editorial, una reseña bien cocinada (entre comillas) puede ser clave para comprar un libro. En mi blog encontrarás como ejemplos unos cuantos posts divididos por categorías, donde doy rienda suelta a mis inquietudes e intereses. Promovamos la cultura juntos, yo pongo el teclado.